Disfruta de uno de los maravillosos viajes a Barrancas del Cobre a bordo del tren Chepe. Una obra maestra de ingeniería mexicana que atraviesa uno de los lugares más hermosos del planeta. Los viajes a Barrancas del Cobre son famosos mundialmente por todas las maravillas que muestran a los turistas y por el encanto de la mística cultura Tarahumara que vive entre las Barrancas.

Disfruta de este hermoso video promocional de las Barrancas del Cobre.

Barranca del Cobre se refiere generalmente a tres áreas geográficas diferentes. En su término limitado, Barranca del Cobre es una mina de Cobre específica dentro de la Barranca del mismo nombre, cerca de la villa de Tejaban. Topográficamente, el nombre se refiere a una barranca específica que empieza en el Puente de Humirá, continua pasando Tejaban y Divisadero y termina justamente arriba del pueblo minero de Urique. “Barranca del Cobre” generalmente es el nombre utilizado por los viajeros para difinir todo el sistema de Barrancas que cubre 25,000 millas cuadradas. Los viajes a Barrancas del Cobre generalmente no visitan ninguna mina.

Las seis de las mayores sistemas montañosos que se observan en los viajes a Barrancas del Cobre son:

  • Barranca de Urique – 6.136 pies de profundidad
  • Barranca de Sinforosa – 5.904 pies de profundidad
  • Barranca del Cobre – 5,770 pies de profundidad
  • Barranca de Tararecua – 4,674 pies de profundidad
  • Barranca de Batopilas – 5,904 pies de profundidad
  • Barranca de Oteros – 3,225 pies de profundidad

En comparación, el “Gran Cañón” de los Estados Unidos tiene una profundidad de 4,674 pies, y aproximadamente la cuarta parte de la extensión total de las Barrancas del Cobre. Los viajes a Barranca del Cobre van al centro de la legendaria Sierra Madre del Noroeste del estado Mexicano de Chihuahua colindante del estado de Sinaloa.

Te invitamos a explorar esta enorme, maravillosa e intrigante región con enormes pinares, madroños de corteza rojo (árboles de color rojo), huertas de manzanas y paisajes de abismos insondables que cortan la respiración.

El Ferrocarril hizo accesible y posibles los viajes a Barrancas del Cobre. Desde hace siglos, ha estado habitada por los aislados indígenas Tarahumaras. Estos ágiles y tímidos indígenas son famosos por su habilidad para correr largas distancias. Se estima que habitan 70,000 Tarahumaras en las Barrancas del Cobre. Normalmente en cualquiera de los viajes a Barrancas del Cobre encontrarás Tarahumaras.

Los “Raramuri” (gente de pies rápidos para correr) viven en cuevas y cabañas u otros aposentos primitivos al igual que lo han hecho sus ancestros en los últimos 500 años. Es un privilegio visitar algunos de sus hogares y ranchos. En el paseo puede comprar directamente sus artesanías hechas a mano que incluyen violineas, canastos de agujas de pino, cientos de tejidos y piezas talladas en corteza de pino.

El tren Chepe concluido en 1961, atrajo la atención turística a esta última frontera mexicana; este ferrocarril es una de las maravillas de ingeniería a nivel mundial, con 86 túneles y 37 puentes a lo largo de más de 600 kilómetros. Otras dos notables características de esta vía férrea incluyen el serpentar del tren sobre si mismo en el punto denominado “el lazo” fuera de Creel, y una vuelta de 180° en roca sólida a la altura de Temoris. Tomó aproximadamente 90 años y 1,000 millones de pesos para terminar la obra.

La revista “Reader’s Digest” lo nombró “el más dramático viaje por tren en el hemisferio occidental”.

¡Compártenos tus comentarios!