Palenque es una de las ciudades arqueológicas más importantes de México, al conocerla podrás descubrir el alma del mundo maya, además de admirar su majestuosa arquitectura. Tu visita a la zona arqueológica de Palenque es una de las experiencias más impresionantes de tu viaje.

Fotogalería para tu visita a la Zona Arqueológica de Palenque

Su nombre original “Bakal-Há”, significa “muchas aguas”, en honor a los varios ríos que circundan la zona arqueológica y el Parque Nacional.

A lo largo de una superficie de 16 kilómetros se levantan más de 200 maravillosas estructuras arquitectónicas, tales como el Templo de las Inscripciones, el Gran Palacio, el Templo XI, los templos de La Cruz Foliada, del Sol y del Conde. En los alrededores, llenos de exuberante vegetación, podrás practicar el trekking y apreciar la increíble flora y fauna. Tendrás mucho que caminar en tu visita a la Zona Arqueológica de Palenque. Definitivamente uno lo los mejores lugares turísticos de Chiapas.

A 7 km de la zona arqueológica y del Parque Nacional se localiza la población de Palenque, que cuenta con todos los servicios públicos necesarios, como hospedaje, restaurantes, tiendas y mercados. Incluso si lo deseas puedes darte un tiempo durante tu estancia para visitar las cascadas de Misol-Ha, Cascadas de Agua Azul y Agua Clara y el río Chacamax (nututun); a pocos kilómetros de distancia. En visita a la Zona Arqueológica de Palenque no te faltará nada.

Tienes que saber que Palenque no se llamaba Palenque originalmente. Su nombre actual proviene de la comunidad aledaña que fue fundada hacia el último tramo del siglo XVI. La palabra que enuncia su nombre significa empalizada, que es un redondel de madera para proteger un sitio. Imagina varias estacas clavadas firmemente en el suelo protegiendo un territorio, eso significa Palenque.

Datos importantes para tu visita a la Zona Arqueológica de Palenque

  1. Lakamha: su nombre original refiere a “El lugar de las grandes aguas”. Aunque no muchos lo conocen, por la obviedad de que durante siglos se le ha llamado de otra manera, es importante que los viajeros conozcan dónde están pisando para que el viaje vaya más allá.
  2. Desde 1987, Palenque fue nombrado Patrimonio de la Humanidad. Su periodo más importante fue entre los años 600 y 800 d. C. En los albores de 900 d. C. fue avasallada por la selva. Fue hasta 1784 que José Antonio Calderón exploró las ruinas y, no mucho tiempo después, Antonio Bernasconi profundizó en el estudio de las construcciones.
  3. El Templo de las Inscripciones, erigido de cara al Gran Palacio, fue construido en honor a K’inich Janahb’ Pakal II o, simplemente, Pakal II. El rey vivió 67 largos años entre 603 y 683 d. C. El templo funerario destaca por las inscripciones que le mencionan, y sobre todo por la cámara funeraria que se localiza en el corazón del edificio. Además, la pirámide tiene cinco entradas, algo poco común en la arquitectura local. Como dato curioso, debes saber que al hallar la tumba se hallaron objetos finísimos de jade, máscaras y exquisitos grabados sobre la pared.
  4. Se localiza sobre una de las primeras colinas de las montañas Tumbala, desde ahí se puede presenciar los alrededores del río Usumacinta. Está a escasos 8 kilómetros de la ciudad, por lo que es de fácil acceso.
  5. Palenque tiene alrededores hermosos como Misol-Ha, donde es posible nadar y pasar el día. Recuerda que el corazón de Palenque está en el corazón de la selva, y es de los sitios más emblemáticos de la arquitectura maya. Adicionalmente, fue un centro religioso que se extendió varios kilómetros; actualmente se visita una parte muy pequeña de lo que fue en sí la ciudad.
¡Compártenos tus comentarios!