Día 1: Llegada a MONTREAL


Desde tu llegada no pierdas un solo segundo para empezar a disfrutar de las innumerables alternativas que ofrece la ciudad. Traslado al hotel y tiempo libre para explorar la capital económica y cultural de Quebec. Te aconsejamos empezar con un recorrido por el centro. Te encontrarás con una diversidad arquitectural única en la que admirarás edificios antiguos de diferentes épocas mezclados con rascacielos que te dejarán con la boca abierta.