Día 3: Zonas arqueológicas y regreso a CDMX


Desayuno en el hotel de Tlaxcala

Para este día te recomiendo despertar temprano y desayunar en tu hotel. En Jeroc´s generalmente está incluido y es buffet. Aprovecha y disfruta de barbacoa, pancita, tamales, quesadillas, huevos al gusto, atole y más. 

Acabando de desayunar prepárate para seguir conociendo Tlaxcala. Te recomiendo llevar una mochila con bloqueador solar, agua, lentes de sol y una gorra para estar más cómodo. Dependiendo en la temporada del año que realices este viaje, deberás llevar chamarras para el frío, además de llevar botas o calzado especializado para el senderismo.


Zonas arqueológicas de Cacaxtla y Xochitécatl

Para llegar a estas zonas arqueológicas debes tomar la carretera 117D y en 40 minutos estarás llegando. Te aconsejo visitar estos lugares en compañía de un guía certificado para que te pueda explicar todo la simbología e importancia del lugar.
Xochitécatl es “Lugar del Linaje de las Flores” y Cacaxtla significa “Lugar de Cacaxtles”, (armazones indígenas empleadas para transportar productos). 

Cacaxtla fue una de las sociedades más importantes, se desarrolló en el periodo Epiclásico (650-900 d.C.). Su poderío logró la hegemonía política, militar y económica en gran parte del valle poblano-tlaxcalteca después de la caída de Teotihuacan y Cholula. Entre sus vestigios destaca el Gran Basamento, un gran complejo arquitectónico y unas sofisticadas pinturas murales, únicas en su clase.

Xochitécatl, fue un centro ceremonial principalmente orientado hacia un culto a la fertilidad y a la propiciación de lluvias, cuyos símbolos parecen ser transmitidos a través de la imagen femenina. Sus monumentos más importantes están en la cima como la Pirámide de las Flores, la Pirámide de la Serpiente, la Pirámide de la Espiral y el Basamento de los Volcanes.
Después de visitar las zonas arqueológicas te recomiendo entrar a los museos de sitios. Ambos contienen piezas con gran relevancia histórica.


Regreso de Tlaxcala a Ciudad de México

Cuando acabes de visitar estos bellos lugares es momento de regresar a la Ciudad de México. Toma la autopista México-Puebla 150D, se recorren 109 kilómetros y en aproximadamente dos horas estarás de regreso. ¡Disfruta el viaje!